sábado, 5 de agosto de 2017

Mi botecito

Mi botecito

Siempre vengo a verte cuando amanece
botecito que la lluvia te humedece,
estoy muy seguro de que cuando regrese,
veré al sol y sus rayos tu proa seque.

He venido a verte viejo amigo y noble,
tú dirás cuando vamos botecito de roble,
creo que es mejor estar lejos, muy lejos,
 antes que por la mañana el viento sople.

Te necesito para cruzar los océanos,
nos perderemos en medio de la bruma,
contemplaremos los dos a la luna, a las estrellas, en fin...
Botecito de roble, unidos en esta aventura
conoceremos  nuevos mundos, mundos sin fin.

Y cuando el día tan bello oscureció,
bajo el cielo, todo en silencio quedó,
si no quieres conocer nuevos mundos,
quédate para siempre mi botecito
el que se marche ahora triste, seré yo. 


Bαjo el Noмвre de Poeтιтα αzυl®/


lunes, 17 de julio de 2017

A Pepe.

A Pepe .

Hay un niño de tez clara
que llega por la esquina,
y durante el día
sube y baja de las combis,
con su bolso negro,
 vendiendo caramelos,
para comprarse un plato de comida.

Es un niño de 7 años,
enfrentando la dura travesía,
con ahínco lo hace todos los días,
baila, canta, se disfraza de payaso,
y a muchos pasajeros tristes,
 les saca una sonrisa.

Tiene fe y mucha fe,
por eso, noche tras noche va a la misa,
con su pantalón Jeans,
y su camisa descolorida,
llega a la iglesia a pedirle a Dios
que cuide de sus hermanitos,
mientras él trabaja noche y día.

Camina por las calles,
y sabe que nada gratis,
todo se gana con esfuerzo,
desde un pan, hasta un jugo de cereza,
 va a los restaurantes de la cuidad
y toca su guitarra,
el mozo se conmueve con su música,
y la llama a comer en su mesa.
          
Es un niño que dentro de su alma
lleva una gran melancolía,
pero ante los ojos del mundo,
tiene una gran alegría.

En las noches llega a su barrio
y encuentra a sus amigos
con ellos ha hecho una gran amistad,
por eso les cuenta:

Que al amanecer irá a vender el diario
por toda la capital
y así ganar unos centavos más,
y comprarle a su hermanito un juguete,
un juguete, lo que él nunca lo tuvo,
cuando llegaba la  Navidad.

Bαjo el Noмвre de Poeтιтα αzυl®/

(Imagen web)

martes, 20 de junio de 2017

Sueños.

Sueños.

 El viento soplaba todo el camino
y los gorriones dueños del capulí
en bandadas alternaban sus trinos.
Y la música del mar resonante
salía de entre sus sombras,
y el cielo azul se abría para mí.

Y en mi trayecto, la arboleda
se movía, se movía
al compás de la música hermosa,
tan hermosa que mis sueños
flotaban sobre un manto de seda.
 
Como quisiera que estos sueños,
sueños en mí fueran eternos...
Sólo el rocío interrumpe en mi sueño
¡Oh, brillante día!,
ante el sol, mis ojos son tan pequeños.


lunes, 17 de abril de 2017

La casa echizada.

 Ante nuestros ojos

su luz tenue y sus lúgubres sombras

nublan sus  balcones rojos.

Y su pasadizo de hojas muertas

nos dan la bienvenida con un torbellino

que abre y cierra sus mohosas puertas.



Y su blancura se desvanece

con el tiempo remoto del bosque.

 El lucero alumbra al lirio que florece

en el macetero del balcón,

 día y noche se mece.



Y en los oxidados asientos

hay un peluche de lana, solo en la sala,

enmohecido, sin alma,

 espera el abrigo de un caminante…

 sólo ha encontrado  el calor de los cimientos.



¡Oh, casa abandonada!

El frío del sótano pasa al comedor,

suenan los pedernales,

las chispas se apagan y prenden

entre sus sombras fantasmales.


Bαjo el Noмвre de Poeтιтα αzυl®/
https://calamoazul.blogspot.pe/
https://yo.poematrix.com/autores/wil25vasquezhotmailcom

lunes, 27 de marzo de 2017

Niño.


Niño, hay para ti un cristalino río,
un sol que brilla en tu pueblo,
una noche, un cielo,
un campo de flores y un viento
que va sembrando el terreno baldío.

Hay para ti un lago,
un trémulo de juncos,
cordilleras bonitas,
donde crecen los manzanos,
¡cuídala!,
pronto vendrán sombras marchitas.


Niño, hay para ti un arco iris
suspendido entre laureles.
Nenúfar de plata,
alza tus ceños,
él con su inocencia pura
besará el nacimiento de tus sueños.


Bαjo el Noмвre de Poeтιтα αzυl®/
https://calamoazul.blogspot.pe/
https://yo.poematrix.com/autores/wil25vasquezhotmailcom
(imagen web)

martes, 28 de febrero de 2017

Yo y mi abuela.



Yo y mi abuela.

Las nubes grises están besando el prado,
y mi abuela se pierde en sus entrañas
cantándole a las flores a capela
me da la impresión que las flores
también cantan para mi abuela.

Con sus manos laxas,
desgaja las ramas del pino
que se atraviesan en nuestro camino,
y al cruzar el vetusto puente
una araña pequeña, pequeñita
colgándose en su tela
recibe un soplo de mi abuela
y ella al mirar sus manos arrugadas
le daba un beso en la frente.

Finalmente, yo y mi abuela
llegamos a esas tierras lejanas,
cruzando puentes mohosos y frágiles
que se movían de la nada,
como que el viento
también quería besar sus canas.


Bαjo el Noмвre de Poeтιтα αzυl®/
https://yo.poematrix.com/autores/wil25vasquezhotmailcom
Imag web.

viernes, 10 de febrero de 2017

La muerte.

A veces, viene y va besando el clavel,
otras veces nos besa la frente,
suave como la nube,
y nos deja a medio secar el mantel,
sin saber que será nuestro último soplo,
nuestro último latido, definitivamente.

Irrumpe en nuestros senos cálidos,
cual fuego que quema a los leños,
avivándose con el viento.
Viene y va en silencio, como el pensamiento,
o quizá como el imán
que atrae o repele a los sueños.

Muere el rico, el pobre, el niño, el anciano,
todos iremos de este mundo tarde o temprano.
La muerte acaba con todo,
es la ley de la vida, hoy somos materia viva
y mañana tan sólo seremos átomos de polvo.


Bajo el Nombre de Poetita azul®/